lunes, 16 de marzo de 2009

SCREAM: CHRIS CORNELL, O LOS EXPERIMENTOS CON GASEOSA

A pesar de lo que diga cierta gente, voy a declarar lo profundamente decepcionado que me he sentido al escuchar el nuevo disco de Chris Cornell. Sé que habrá muchos fan-áticos de este gran artista, tal y como promocionan en su último trabajo, la "icónica voz de Soundgarden y Audioslave", y no les falta razón, ya que nos encontramos ante uno de los más grandes cantantes de rock de toda la historia. En los años 90, en pleno auge del grunge, surgieron múltiples bandas como Alice in Chains, Nirvana, y Soundgarden, dando un nuevo giro al rock que se creaba en esos años. Como muestra de lo que hacía Soundgarden, y como siempre huyo de los tópicos, voy a enlazaros la canción Spoonman (y no Black Hole Sun), donde podéis apreciar el estilo de voz de Chris Cornell, que se convertiría en todo un referente:



Desde los inicios, ya pudimos ver que el talento de Cornell no se limitaba a Soundgarden, sino que siempre emprendía proyectos parelelos, como el grupo Temple of the Dog, junto con Eddie Vedder de Pearl Jam, así como colaboraciones en álbumes-homenaje (Stone Free: A Tribute to Jimi Hendrix) y también en bandas sonoras (Singles, Mission Impossible II...). Os recomiendo que escuchéis Reach Down de Temple of the Dog.

Es en 1999 cuando publica Euphoria Morning, su primer disco en solitario:



Inmersos ya en el nuevo milenio, siempre inquieto y ecléctico, Cornell se reunió con Rage Against the Machine (menos Zach de la Rocha) y formó la banda Audioslave, publicando 3 discos y siendo además la primera banda de rock que tocaba en la Cuba de Fidel Castro. Comentario aparte, siempre me han irritado los solos y riffs del guitarrista Tom Morello (amigo muy cercano del guitarrista Adam Jones de Tool), sin embargo el bajo de Tim Commerford es muy característico (y su "camiseta" tatuada también, buscad alguna foto en Google) y el batería Brad Wilk es bastante solvente, aunque para ser sincero R.A.T.M. nunca han sido de mis favoritos.





Entre 2006 y 2007 Audioslave se disuelve (quién sabe si volverán, parece que R.A.T.M. sí que se han reunido de nuevo, al menos en gira) y Cornell vuelve a publicar en solitario, su disco Carry On tiene una versión de Billie Jean y la canción de la última de Bond...James Bond:




Sólo Dios sabe si esta versión de Michael Jackson ha sido la precursora del nuevo proyecto de Chris Cornell, en el que ha contado con el productor Timbaland (productor de, por ejemplo, Justin Timberlake), el cual ha declarado que Scream es su mejor obra hasta la fecha (será la mejor de Timbaland, pero sin duda es la peooooor de Chris). En alguna crítica he leído que escucharlo es como oír al propio Justin o a Jacko cebados de clembuterol... En la portada del álbum Cornell aparece en un escorzo previo a estampar una guitarra contra el suelo (o contra los componentes de Soundgarden, o de Audioslave, sólo él lo sabe) y en la parte trasera vemos dos guitarras hechas añicos (personalmente creo que este proyecto sobraba en la ya dilatada carrera de este artista). En fin, creo que la simbología de las guitarras destrozadas es bastante elocuente, que cada cual saque sus propias conclusiones, aunque mi respeto y admiración hacia él no han disminuido (nadie es perfecto...), siempre nos quedarán todos sus trabajos anteriores.

2 comentarios:

Gabor dijo...

Pues veo que soy el primero en escribir, en fin pues allá voy.
Yo tambien soy un seguidor de aquí el amigo Cornell, como tu bien sabes. ¿O mejor decir "lo era"? Y es que he flipado con su último disco y no para bien. Siendo justos solo lo he odio 3 o 4 veces, pero creo que a cada escucha la cosa no mejoraba.
Además con los datos que he leído y que no sabía, ahora la cosa cuadra más.
La evolución siempre es lógica y puede que este cambio artisticamente llene más al amigo Cornell, no sabemos si los bolsillos o el alma.
Ahora bien, seguro que abrirá su espectro de público y será más feliz, pero a mi no me convence.

Creo que si sigue este camino el próximo disco se llamará "Christian C" o alguna mierda similar...Ains! Aún suenan ecos de aquel "Call me a dog" en mi viejuna memoria...

Anónimo dijo...

Hola soy de las generacion de los 90s, y la verdad la reputacion de Chris a travez de estos ultimos años ha ido cayendo hasta llegar a esto, una especie de mutacion de musica que no tiene nada que ver con su caracteristica voz, yo no se hasta donde sus managers o el quieren seguir con esto pero lo que esta haciendo es un insulto a la gente que lo sigue por años. La musica evoluciona al igual como los cantantes pero el secreto esta en seguir atraendo nuevos fans y manteniendo los antiguos, hay bandas de los 90s como live que desde el primer album hasta el ultimo siguen manteniendo el estilo o hasta los gim blossoms o better than ezra, pero chris nose que te has fumado viejo que tu tas en otro planeta.